Uno de los temas de gran importancia en la conservación de equipos electrónicos domésticos o instalaciones, es el mantenimiento preventivo que no es otra cosa que la revisión a profundidad de los componentes y funcionamiento, para sustituir o reparar lo que necesite para garantizar su buen desempeño.  Este mantenimiento se realiza en equipos funcionando, a diferencia del mantenimiento correctivo, el cual sustituye o repara mecanismos cuando el equipo está dañado y no funciona.


El mantenimiento preventivo es en realidad un trabajo que previene defectos que pueden hacer que un equipo electrónico deje de funcionar. Existen diferentes variables por las que un equipo puede dejar de funcionar y en el mantenimiento se hace un estudio muy completo que incluye el estado físico, las condiciones eléctricas, los datos proporcionados por el cliente, ubicación del equipo, etc.


En el mantenimiento preventivo se hace un diagnóstico a partir de la medición de parámetros, a diferencia del mantenimiento detectivo, el cual el diagnóstico es a partir del procesamiento de información obtenido del equipo.


Si quieres obtener más info acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: nico_atr@hotmail.com