Si tu lavadora ya fue arreglada, ahora tienes que cuidarla como no lo hiciste antes, por eso te damos algunos consejos básicos para que tu electrodoméstico dure por mucho tiempo más.


1.- Respeta los límites de carga de ropa: si antes has cargado excesivamente tu lavadora, ya no lo hagas, porque esto produce fallas como giro lento al lavar, ropa mal lavada o fallas en el centrifugado que podrían ocasionar que regrese al taller.


2.- Elimina malos olores: cuando termines de lavar, deja tu lavadora abierta por unos minutos, para que se seque completamente y no sufras después con ropa que no se le quita el mal aroma ni con el más eficaz detergente.


3.- Nivela tu lavadora: para eso puedes utilizar una herramienta llamada nivel, ajustando la posición de las patas de tu lavadora. Esto es muy necesario porque si no está equilibrada podría romperse ante los violentos saltos que da al momento de centrifugar.


4.- Tapa tu lavadora: cuando no uses tu lavadora, tápala con una funda, así la cuidarás más eficazmente del polvo o el agua que le puede caer.